Sabor venezolano en Friedrichshain

HallacasAhora que nos cambiamos de barrio y nos fuimos al lejano y alemán este, en Friedrichshain tuvimos que empezar de cero. Por suerte no costó mucho y a los pocos días ya teníamos ubicados dos asiáticos que nos resolvieron la vida. Nuestro antiguo barrio Moabit con su harina de cachapas, su harina pan y sus plátanos ya estaba tropicalísimo, pero parece que éste no se queda atrás. Encontramos harina pan y además hoja de plátano para hacer hallacas. Tan contenta estaba que me atreví las navidades pasadas hacer hallacas con unos paisanos.

El que nos vende harina pan lo tenemos a 30 metros de casa y abre hasta los domingos, la vende a EUR 2,90 y entre muchas otras maravillas asiáticas, también vende plátanos y varias hierbas frescas (por ejemplo cilantro). Junto con su buena oferta también incluyo un dueño simpático aunque Gabriel lloró espantado cuando lo vio ;)

El otro, un poco más lejos, a 200 m, no tiene nada del día a día venezolano, pero vende hojas de plátano (para las hallacas) y onoto. Sinceramente tener todo ésto tan cerca fue inesperado. Lo único que queda por resolver, es la harina de cachapas… lo bueno para mí es que Thomas tiene en Moabit una tienda de cervezas artesanales que le gusta mucho y cuando va, me trae la harina. Bien por mí y bien por Thomas que tanto le gustan las cachapas. Seguiremos buscando y entrando a todos los asiáticos que por ésta zona de Berlín es lo único que se tropicalizó. Hasta nuestro proximo descubrimiento, abajo como siempre les dejamos las direcciones.

Ubícalos en tu Tropimapa:
Hao Hao (Arepas), Voigtstr.40, 10247 Berlin
Hoa Mai, Frankfurter Allee, 104, 10247 Berlin (Para las hojas de plátano para hallacas y el onoto)

Venezolanos en Berlín apoyando a los estudiantes en Venezuela

Venezolanos en Berlín - 5Por lo general no hablo de política en el blog para evitar polémicas pero hoy es imposible no hacerlo. Como venezolana todo lo que ha pasado en los ultimos días en Venezuela me duele y sufro a la distancia con mi familia. Por lo que hoy decidí ir a una manifestación de Venezolanos en Berlín convocada por el grupo de Facebook de Venezolanos en Alemania para apoyar a las protestas estudiantiles y repudiar la represión del gobierno.

La manifestación fue en la Puerta de Brandenburgo y como sitio emblemático y turístico de Berlín estaba lleno de gente. No éramos los únicos manifestando porque al llegar vimos una gran manifestación de iraquíes pero al menos la manifestación de venezolanos llamó también mucho la atención. Muchos se acercaban para tomar fotos, leer los carteles (gracias a los organizadores), a preguntar o simplemete decir palabras de apoyo. No pude evitar emocionarme y que se me salieran unas lágrimas cuando una de las organizadoras lloraba escenificando lo que seguramente sintieron los estudiantes en Venezuela en los últimos días.

A todo venezolano esta situación de alguna manera le afecta. Al menos eso pensaba hasta que me acerqué a tres jóvenes venezolanos que estaban en la Puerta de Brandenburgo viendo al grupo manifestando pero (ellos) no participando. Les pregunté si querían llevar una de nuestras pancartas y unirse al grupo pero su respuesta fue muy triste: uno dijo que su apellido era muy famoso y que no quería que lo siguieran hasta Alemania (…), la otra que no se iba a sentir cómoda ahí (???) y el otro no dijo nada (a veces realmente es mejor callar). Una cosa es que de miedo manifestarse en Venezuela por lo peligroso que es pero que no se haga fuera del país o peor que se vaya a ver a otros como lo hacen y quedarse charlando como si fuera un concierto o una atracción divertida… eso es muy triste. Al menos éstos chicos se fueron de Venezuela porque con gente así que no se involucra, no tiene opinión y no muestra empatía por su patria, estaríamos todavía peor. Lamentablemente hay mucha gente así y eso es lo que hace que Venezuela no esté unida en esta terrible situación.

Por el amor a mi familia y a mi país deseo que Venezuela salga de todo esto muy pronto y que aprendamos de todo lo ocurrido y sufrido. Y ojalá algún día, mi Berlinés querido, pueda conocer una Venezuela mejor.

Curso de alemán gratis con fines profesionales

Curso alemán (1)Como muchos sabrán el tema de aprender alemán no es tan sencillo y más para los que no lo hablamos a menudo. Por eso después de la maternidad seguí aprendiendo alemán con la esperanza de finalmente llegar a tener mi certificado del nivel B2. En uno de los tanto grupos de Facebook a los que estoy inscrita en Berlín, a principios del año pasado me enteré que había un curso de alemán gratuito para profesionales y como requisitos que tuvieran como mínimo el nivel B1 y tuvieran un título universitario. Pues fui a preguntar si algo así era verdad y pues sí, así que me inscribí y desde octubre del año pasado lo estoy haciendo.

Es un curso intensivo de 5 horas diarias por solo 4 meses (libro de apoyo gratis), que tienen a dos asesores laborales a disposición de los alumnos y te preparan para la prueba del nivel B2 (que también es gratuita). Lo que más me atrajo del curso fue el tema de asesoramiento laboral y la verdad que ha sido lo mejor porque que me han ayudado con el curriculum (Lebenslauf), con una introducción al mercado laboral en Alemania y  con la búsqueda de trabajo. Me parece increíble que se ofrezcan cursos así pero definitivamente es una de las mejores soluciones para que Alemania integre a más profesionales extranjeros al mercado laboral. Con ésta vida de alumna y madre que llevo (con mi retoño lleno de energías), lamentablemente no me dio para aprender el idioma y además contárselos por acá como hacía antes. Pero lo que sí les digo es que sí o sí hacer mínimo el nivel B2 para tener un vocabulario decente y afianzar la gramática.

Le recomendé este curso a conocidos y amigos pero lamentablemente esta versión tal cual como yo la hice ya no se va a impartir, pero no se desanimen, ayer me enteré de otro curso también gratuito para todos los que tengan como mínimo bachillerato y nivel B1 de alemán. No tengo muchos detalles del tema solo lo del folleto en español que me dieron y que comparto con ustedes para que puedan obtener más información. En las fotos pueden ver la información del folleto y sí están interesados les recomiendo que averigüen ya, porque dudo que algo así de bueno no se vaya a llenar rápidísimo. Por cierto, no hay una sede central, según barrio / zona de Berlín, se imparte en diferentes escuelas. Por ejemplo, en mi caso, la más cercana hubiera sido la WIPA de Lichtenberg.

Mi curso actual lo termino hoy y el martes que viene tengo la prueba del nivel B2 así que crucen los dedos por mí! Daumen drücken!

¡Feliz 2014 para todos los Tropicales!

Navidad en Berlín.

Navidad en Berlín.

Queridos Tropicales,

luego de un largo silencio perfectamente justificado por unos últimos meses muy intensos, hoy decidimos volver. Entre tantas cosas, la más importante es que Gabrielito pasó de bebé a niño de año y medio. Pensar que en el 2011 llegamos solteros y en poco tiempo nos casamos, tuvimos un hijo e incluso decidimos mudarnos a Friedrichshain. El tiempo vuela y con el pasar de los meses y años además nos convertimos en todo unos Berlineses, pasando por la prueba de fuego: quedarnos en Navidad en Berlín. Eramos nosotros y pocos más. Todo el mundo se había ido a sus pueblos, ciudades y países de origen. Gran espectáculo tener una ciudad tan grande tan vacía, algo así como como Buenos Aires en Enero o Madrid en Agosto. El premio por aguantar en Berlín la Navidad es ver multiplicada la ciudad por dos o tres para el Año Nuevo. Y además, con éstas temperaturas tropicales de hoy 10ºC y cielo celeste, realmente para que irse tan lejos, si ahora lo que nos toca es cargar una maleta con ropa de Gabrielito, su cama de viaje, su buggy y sus juguetes. Viendo el otro día las familias salir de viaje, no los envidiaba en lo más mínimo, tan calentitos y cómodos en casa.

Simplemente queríamos contarles que todavía seguimos en Berlín, que seguramente no retomemos el ritmo de antes, pero al menos sí vamos a intentar no desaparecer por tanto tiempo. Tenemos unas cuantas cosas más por contarles, como por ejemplo la odisea de encontrar una plaza de guardería para nuestro retoño y sobretodo como buscar trabajo en Berlín.

Hasta un día de éstos y… ¡feliz 2014 a todos los Tropicales!

Kindercafés, para padres e hijos

PiscinaSí tienen hijos y quieren ir a comer o tomar algo sin que su hijo se aburra y haga el escándalo del año (atrayendo las miradas de espanto…), les recomiendo ir a los Kindercafés. Son lugares aptos para padres e hijos y una buena forma de que su bebé juegue y comparta con otros niños (y se vaya preparando para la guardería o colegio). Por lo general en cada barrio hay uno y todos de una forma u otra, tienen un área de juegos, algunos incluso con piscina de bolas/pelotas.

Con el grupo de mamis y bebés que frecuento vamos a uno de éstos cafés una vez por la semana e intentamos ir de barrio en barrio para conocerlos todos y de paso conocer ésta gran ciudad. Realmente es un lugar ideal para encontrarse con amigos, siempre y cuando tengan hijos, caso contrario no aguantarían el ruido y tanta risa infantil. Thomas, por cierto, prefiere los encuentros en los bares de toda la vida, porque según él en los Kindercafés hay demasiados niños y demasiadas madres (claro, para eso están) y dice además que cuando ocurre ésto, no queda otra que ponerse a conversar una y otra vez sobre los hijos… a mí con lo que me gusta hablar, no me molesta en lo más mínimo… ;-)

Para que vayan preparados/as, en algunos de estos Kindercafés cobran una especie de entrada, por lo general es de un Euro por bebés menores de dos años y 2 Euros para los mayores de dos. Lo bueno de estos sitios es que pueden incluso comprar la compota de su bebé si ese día la olvidaron o no quisieron salir cargados (cosa que entiendo, porque según Thomas el bolso que yo llevo a todos lados pesa mínimo 20 kg… ) y también muchos de éstos cafés ofrecen servicios para celebrar cumpleaños.

En esta página http://www.top10berlin.de/Liste/302-Kindercafes tienen un Top 10 de Kindercafés (según el sitio al menos) y en esta otra http://www.tip-berlin.de/essen-und-trinken/empfehlenswerte-eltern-kind-cafes-berlin hay unos cuantos más que también están recomendados. Siempre es bueno conocer éstos sitios, sobre todo en invierno que salir es muy mala idea, sólo superada por quedarse encerrados en casa con bebés y niños…

Y ya para redondear el buen panorama, vimos que algunos Kindercafés también tienen terrazas para estar al aire libre en estos días de linda primavera. Nada mejor que tener hijos y vivir en una ciudad con tantas buenas cosas para ellos.

Pd: En casi todos los Kindercafés hay que quitarse los zapatos en la entrada (es decir, como cualquier casa alemana), se los cuento no vaya ser que les pase como a mi que por novata me llevé al principio varios regaños ;)

Go Asia: ¡Llegaron las cachapas a Moabit!

Amazing Oriental  (1)Justo ahora que me estoy por mudar de barrio, ¡llegaron las cachapas a Moabit! Al lado del U-Bahn Turmstrasse abrió la semana pasada Go Asia, un supermercado asiático enorme y entre muchas otras cosas venden la harina para hacer cachapas, harina PAN para arepas amarillas y las arepas normales. Como si ésto fuera poco, los precios también son muy buenos. Los 500 g de harina de arepa cuestan EUR 2,15 y los 500 g de harina de cachapa EUR 3,40.  Antes de irme del barrio me llevaré un cargamento de harinas y cuando se terminen me daré el paseo por mi antiguo barrio. Todo sea por matar antojos de nostalgias criollas ;)

Pd: Todo lo asiático también se ven muy bien y como fanáticos de la comida nos llevamos unos dumpling de vegetales ¡buenísimos! :)

Ubícalo en tu Tropimapa: Go AsiaTurmstraße 29, 10551 Berlin / Horarios: Lu-Sa 9-21 hrs.

De vuelta en Berlín y a buena hora

Gracias Air BerlinVolvimos, pero no estabamos perdidos estabamos en Mallorca, pues si, decidimos escapar de Berlín por un mes y no es por “poner los dientes largos” (como dirían en España) pero con tanta nieve y oscuridad a finales de febrero, ya estabamos demasiado impacientes…

Para los queridos Tropicales que les pega tanto la oscuridad y el frío, lo mejor que pueden hacer es huir unos días, semanas o meses entre Noviembre y Marzo. Los dos años que  tenemos en Berlín llevamos cargando sol y energías fuera y para que mentirles, la verdad que así se pasa muy bien el invierno, sin rastro de depresión ni nada ;-). Esta vez elegimos Mallorca (“Male” como dirían los alemanes) por cuestiones familiares (la madre de Thomas vive ahí) y no me extraña que algunos amigos nos hayan acusado de alemanisimos, la isla realmente está !invadida! Admito que es un lugar ideal para cualquier época del año, pero sobre todo cuando por Berlín la oscuridad es total… y desde ya que hay pocos lugares tan buenos para sentirse como en Alemania (pero con buen clima) y seguir practicando el alemán. Yo sabía que era una de las islas de España preferidas por los alemanes pero hasta que llegué allí no me di cuenta realmente cuanto amor por la isla había. Se puede decir que a parte del Mallorquín el segundo idioma es el alemán y no el castellano ;.). Impresionante.

Más allá de ayudarme con mi aprendizaje del alemán, es una isla muy bonita, el centro histórico es muy interesante, pero lo mejor es el carril bici de unos 20 km apróximadamente y que va costeando parte de la isla. Abusamos de éste paseo marítimo, pero lo mejor fue que pudimos alquilar un carrito para bebés y nos fuimos los tres a conocer un poco más la isla y si no fuese por el viento en el paseo de regreso seguro todavía estuvieramos paseando. Por cierto, mientras que aquí en Berlín ver éstos carritos es de lo más normal, ahí nos veíamos como los más exóticos… ;-) Continue reading

El mundo de las papillas

Mi bebé comiendo su papilla de acelgas

Mi bebé comiendo su papilla de acelgas

Después de pasar por la etapa de amamantar a mi bebé durante 6 meses en exclusiva pensé que ya había pasado lo más complicado de la alimentación. Pero no fue así, ahora toca descubrir juntos el maravilloso mundo de los sabores. Pensé ( al igual que cuando empecé a amamantar) que iba ser fácil, porque tanto el padre  como yo comemos muy bien… que ilusa ¿no?. Unas semanas antes de llegar a los 6 meses empecé hablar del tema con las mamis del grupo de bebés en Berlín (con el que me reuno una vez a la semana) y además consulté con mi matrona y resulta que hay mil versiones y que cada quien improvisa según su bebé.

Como vi que el tema no estaba muy claro decidimos hacer un taller de Alimentación Complementaria (así dicen porque la leche materna sigue siendo el alimento principal). Lo impartió mi matrona porque muchas mamis no tenían matrona y no sabían como empezar, pero claro ella nos dio la versión alemana. Muchas otras mamis que ya tienen bebés de mas de 6 meses aplican la versión según su cultura y otras la versión que yo llamaría “Educación Alimentaria y sin papillas o compotas” del Pediatra español Carlos Gonzalez. Continue reading

El Elternbrief – Lectura para padres apurados

ElternbriefAdmito que muy apurado no estoy, pero lo que seguro no estoy es dotado de esa paciencia infinita que tiene Ana para leer artículos y libros, ver videos e intercambiar opiniones con otras madres sobre “Todo lo que necesitas saber para vivir la experiencia más bella que existe: tener un hijo”. ¿Será que simplemente me espantan títulos tan monumentales?

Por suerte, una de las cosas que descubrí fue el Elternbrief, algo así como la “carta a los padres”. Se trata de una publicación mensual y gratuita de sólo 4 páginas, personalizada de tal forma que si nuestro bebé está por cumplir su quinto mes, entonces recibimos lo que recibimos es la carta número 5 (aquí la tienen: http://www.ane.de/index.php?id=1175). La primera carta por ejemplo trató de los primeros días con el bebé y de una forma muy simpática y amena habló sobre las dudas y las preguntas que tienen los padres en esos momentos. Ahora por ejemplo, en la número 5, hablan de como el bebé empieza a descrubrir el mundo y consejos al respecto, pero por ejemplo también que hacer si los vecinos o la administración se quejan por los llantos nocturnos… Continue reading

Navidad Venezolana en Berlín

Fiesta de Navidad Venezolana en BerlínLa navidad en cada país es un mundo, la de Alemania me parece muy bonita por su decoración, mercaditos de Navidad (que me encantan) y lo que sin duda disfrutamos un montón y visitamos y sí tenemos nieve es como navidad de cuento. Pero la verdad suelo extrañar un montón la navidad de mi trópico tanto por la reunión familiar como por la comida y la fiesta. Me cuesta pasar una navidad sin comer al menos una hallaca o escuchar y bailar una gaita. Y este año hasta recuperé la tradición de villancicos  venezolanos para cantarle a mi bebé que ya debe estar harto de escucharme (bueno eso lo piensa más el papá) porque yo lo veo que se emociona con la del “Burrito Sabanero” que parece ser su favorita (y ahora la mía también).

Este año decidimos celebrar en casa la Navidad al estilo alemán en honor a mi suegro alemán pero por suerte ya pude comer mi primer plato navideño Venezolano ¡en Berlín!  y todo gracias a la buena idea de la organizadora del grupo de facebook de Venezolanos en Alemania (el correo del grupo es venezolanosalemania@gmail.com) que se le ocurrió hacer la primera (y espero que no la ultima) fiesta de Navidad Venezolana en Berlín .

El día de la fiesta (el 9 de diciembre) cayó una nevada en Berlín impresionante, casi no podíamos mover el coche del bebé (bueno ese fue el trabajo de Thomas) y hasta pensé en no ir pero pudo más el poder de la hallaca y las ganas de fiesta que la nieve (¡y el frío!). Y no sólo fui yo la que pensó así porque fue un montón de paisanos, que hasta sorprendió  a las organizadoras porque el lugar se quedó pequeño y hasta se terminó parte de la comida.  Así que, celebré la navidad (aunque algo adelantada) al estilo venezolano con hallacas, pan de jamón y ensalada de gallina y a falta de torta negra bienvenida sea la torta de cambur/plátano con chocolate que hizo la paisana Gabriela (y organizadora del grupo), a la cual le agradezco a ella y su equipo  tan buena idea y rica comida. Continue reading